Skip to content

Sobre selecciones internas

septiembre 5, 2010

Explicitar nuestra posición frente a todos los discursos que el conflicto en torno a la selección interna de Metafísica ha generado, excedería los límites de una circular. No pretendemos negar la conflictividad intrínseca a las cuestiones académicas, ni tampoco abrumar con larguísimos discursos como los que han circulado en el último tiempo.

Simplemente queremos remarcar que creemos que las selecciones internas deben ser respetadas en tanto es el mejor mecanismo con el que contamos para elegir a nuestros docentes. Lamentablemente hace años que no se realizan concursos regulares, que es lo que efectivamente debería suceder, y por ello la situación laboral de los que obtienen cargos en términos interinos es precaria e indeterminada. Ahora bien, dentro de este marco de excepcionalidad que son los cargos interinos, el Departamento de Filosofía ha establecido, hace ya casi 10 años, un mecanismo democrático de elección de docentes que son las selecciones internas, reglamentadas tomando como modelo el sistema de concursos regulares que utiliza la facultad e imitadas luego por otros Departamentos, como el de Antropología y el de Ciencias de la Educación. Estas selecciones internas son selecciones para cubrir necesidades de cada asignatura, a partir de sus necesidades, y no las necesidades de algún profesor determinado.

No se trata, entonces, de personalizar ningún conflicto ni de cuestionar el trabajo académico e intelectual de formación que puede ejercer un docente, en este caso la Prof. Cragnolini, ya que creemos que ella como la mayoría de los docentes de la Carrera de Filosofía poseen la calidad que efectivamente demuestran porque pasaron por instancias de evaluación académica como las que las selecciones internas reproducen. Queremos destacar que lamentamos que ciertas interpretaciones personalicen y simplifiquen el conflicto, con intenciones que al fin y al cabo no son sino electorales, como demuestra que no se hayan puesto en cuestión otras selecciones internas, como la que en simultáneo con la de Metafísica se realizó para la materia Pensamiento Argentino y Latinoamericano, realizada a partir de los mismos procedimientos, y cuyos ganadores fueron designados por el Consejo Directivo sin inconvenientes ni demoras. Ahora bien, el Consejo Directivo en el caso de Metafísica ha retrasado el nombramiento de los ayudantes que han ganado la selección interna, enviándolo ya dos veces a la comisión de enseñanza, esto quiere decir en términos vulgares cajonéandolo, y retrasando inexplicablemente y sin argumento alguno los nombramientos legítimos.

Lo que pretendemos, entonces, es que no se pierda de vista un problema institucional concreto: no sólo se ha desconocido a los que han ganado legítimamente los cargos de ayudantes de primera en la selección interna de la materia Metafísica, sino que también se ha desconocido el mérito de los aspirantes a ayudantes de segunda que han ganado la selección interna para la misma asignatura, esto es, estudiantes de la carrera que han preparado sus esquemas de clase y se han sometido a una evaluación académica, por primera vez con un jurado integrado por los tres claustros: dos profesores, dos graduados y dos estudiantes. La conformación de este jurado, que consideramos un avance con respecto a los jurados anteriores (compuestos sólo por dos profesores y un jefe de trabajos prácticos), es un avance conquistado por todo el claustro estudiantil, al que pretendemos representar de la mejor manera posible, porque creemos que la voz de los estudiantes también tiene que tener un lugar en la elección de los docentes que luego nos darán clases. Ahora bien, parece que el derecho de tener buenos profesores, uno de los tantos derechos que tenemos los estudiantes, es absolutamente olvidado en el marco de este conflicto, y queremos remarcarlo una y otra vez hasta que se lo escuche.

En tanto representantes estudiantiles nos preocupa, entonces, actuar para que se efectivicen las selecciones internas realizadas, en las que, como decíamos, por primera vez han participado igualitariamente los tres claustros. Asimismo, es también nuestro deber resguardar los mecanismos que hasta ahora han permitido que los estudiantes tengamos docentes pluralmente reconocidos como los más idóneos para tal fin.

Les agradeceríamos que nos envíen cualquier inquietud o sugerencias de vías que crean pertinentes para continuar con esta reivindicación que creemos justa y esperamos que compartan.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: